Biografía

Nace en Mallorca, el 27 de agosto de 1969, da sus primeros pasos en la Música de la mano de su abuelo paterno, el Maestro Martin Bascuñana Ferrer. Tras su fallecimiento en 1979, sigue sus estudios de piano y solfeo en el Conservatorio de Palma de Mallorca, donde compagina esos estudios a lo largo de su vida profesional con los mejores profesores en las disciplinas que cultiva, tales como el piano y la dirección de orquesta. El piano, aún a día de hoy, lo trabaja con Suzanne Bradbury, habiendo tenido Maestros en España como Joan Moll y Miguel Estelrich, éste último en el Conservatorio de Palma de Mallorca. En Alemania estudia durante meses privadamente con el catedrático de correpetición Prof. Harry Pleva de la Hochschule für Musik de Stuttgart, continuando su formación con el mencionado maestro en estancias en Mallorca el cual le augura un prometedor futuro en la dirección de orquesta.

Más adelante, viajará a Grecia donde trabajará intensivamente en el campo de la Dirección de orquesta con una de las figuras artísticas y docentes de primer nivel en este campo, el Maestro Dmitri Agrafiotis. Viajará y vivirá en Atenas, Vertiskos y Tesalónica, con la Plovdiv Akademie Symphony Orchestra, en donde recibirá tutela del Maestro el cual también le augura un prometedor desarrollo profesional y unas aptitudes muy buenas en la Dirección orquestal. El Maestro Agrafiotis ha estudiado y asistido profesionalmente a Maestros como Wiemberger, Scherchen y Herbert von Karajan, tres pilares indiscutibles en el campo de la Dirección de Orquesta. Para Martín J. Bascuñana, Agrafiotis es la base en la que se ha cimentado su formación como Director de Orquesta. De dicho Maestro ha aprendido con clases ante orquesta siempre lo que en ningún conservatorio puede aprenderse si no es con muchísimos años y con orquesta al frente, hecho que es muy difícil en estas décadas. A todo ello, debemos sumar el aprendizaje del análisis de la estructura de repertorio sinfónico y operístico que recibe del Maestro en su casa de Atenas.

Posteriormente, y siempre aconsejado por el Maestro Agrafiotis, se desplaza a Viena a la Hohschule, en donde toma contacto con el Prof. Karl Österreicher, fallecido meses después y del que guarda un grato y entrañable recuerdo. Sigue en Viena asistiendo como oyente no oficial a las clases de los Profesores Leopold Hager y Uros Lajovic.

En lo que concierne a la técnica gestual en el campo de la dirección de Orquesta, Martín J. Bascuñana se desplaza a Budapest donde trabaja la técnica del gesto en la Dirección con el Director de Orquesta Laszló Kóvacs, un gran Maestro, músico y persona, asistiendo con él a los ensayos que dirigía Kovaks con la Orquesta Sinfónica de la Radio de Budapest, cuyo titular era Tamas Vásary.

Tras un viaje a Chile y concretamente en Santiago, el concertino de la Orquesta Nacional, el Maestro Jaime de la Jara, le aconseja que siga su formación con el que será el pilar definitivo en su formación como director de orquesta, nunca recibió mejor consejo del afable y encantador Maestro de la Jara. Don Agustín Cullell afincado en Madrid, tras una brillante y larga trayectoria profesional como concertino habiendo tocado bajo batutas del prestigio de los Kleiber, Karajan, Celibidache, etc. En una época dorada, ya que muchos directores europeos brillantes, a causa de la Guerra mundial en Europa, dirigían muchísimo en Sudamérica, y posteriormente, habiendo recibido la instrucción y enseñanza del maestro Ataulfo Argenta en Dirección de orquesta, se labró una prestigiosa carrera profesional altamente reconocida por todo el mundo como Director de Orquesta. Con el Maestro Cullell, Bascuñana trabaja todos los entresijos de las obras sinfónicas, los problemas y campos sonoros, así como las distintas técnicas y versiones que el Maestro Cullell había vivido bajo prestigiosas batutas y luego puesto en práctica él mismo como Director. Para Martín Bascuñana, Don Agustín Cullell ha sido un padre en la dirección de orquesta dándole sus conocimientos y experiencia de una manera tan generosa como la propia de los grandes con humanidad, corazón y cariño. Es casi imposible encontrar una persona de la altura humana del Maestro Cullell.

Martín J. Bascuñana ha dirigido como director invitado en numerosas ocasiones. El tradicional concierto del Torrent de Pareis en Mallorca, Catedral, Auditorios de Alcudia, Auditorio de Villareal. Ha dirigido con formaciones orquestales y corales como la Camerata Sa Nostra; la Joven Orquesta Sinfónica de les Illes Balears; la Orquesta de cámara Benjamin Britten, de la que es fundador; la Plovdiv Akademie Symphony Orchestra, de Bulgaria; la Capella Mallorquina.

Su repertorio abarca todas las épocas y estilos, habiendo dirigido en numerosas ocasiones la Misa de Coronación de Mozart Kv.317; Sinfonías de Mozart; obras de J. S. Bach; Sinfonías de F. Schubert, de Britten, de Schostakovich. En su repertorio encontramos a compositores de todas las épocas: Vivaldi, Beethoven, Schubert, Schumann, Elgar, Respighi, Verdi, Rossini, Vaughan, Grieg, Bizet, Sibelius, Tschaikowsky. Así también, en su repertorio sinfónico tiene a Brahms, Mahler, Débussy, Ravel, Haydn, Haendel, Richard Strauss, Johann Strauss, Bruckner, Schönberg y un extenso repertorio listo para ejecutar y que abarca hasta el siglo XXI.

En el mundo Coral, Martin J. Bascuñana ha sido director titular de más de 20 corales hasta 2004, año en que decidió dar por finalizada esa etapa activa y dedicarse de lleno al repertorio y conciertos de orquesta. No obstante, ha seguido dirigiendo corales, algunas del prestigio de la Capella Mallorquina de la que siempre ha destacado su gran seriedad y profesionalidad. Son de destacar con otros coros grabaciones para RNE, giras de conciertos en Viena, en donde dio cuatro conciertos coral de Santa Maria (Mallorca) cuando era Director titular. El mundo coral y su experiencia no sólo le han dado conocimientos de lo que es la composición y música coral, sino también el complejo tratamiento interpretativo y musical de ese instrumento tan frágil y complejo como es el cuerpo humano.

En definitiva Martin J. Bascuñana, a pesar de su edad, ofrece un largo recorrido profesional que pone de manifiesto sus aptitudes y capacidad como Director de Orquesta y compositor, pues también en 2011, compone la banda sonora de “Sweet Sadness”, Cortometraje que se presentó en múltiples festivales, entre ellos el de Sundance, además de otros.